Aprenda cuáles son los cuidados y trucos esenciales para una barba bien cuidada

Las visitas frecuentes al barbero son esenciales para ayudar en el cuidado de la barba (Foto: Unsplash)

¿Y entonces, belleza?

Una barba hermosa, sana y bien nutrida necesita algunos cuidados simples, pero extremadamente importantes en el día a día.

Conozca algunos trucos y consejos simples para evitar los hilos resecados, los pelos enclavados y la piel descamando:

Lavar la barba con champú adecuado día sí, día sí

La barba es como el pelo: acumula suciedad, oleosidad y otras impurezas a lo largo del día. Por eso, es importante lavarla con un champú específico, diariamente. El uso del acondicionador también se hace importante: dos o tres veces por semana es ideal. Además de ablandar, el acondicionador va a desenredar e hidratar los hilos. ¡De rebelde, sólo el estilo!

Tome baños más fríos

O al menos no tan calientes. “El calor del agua provoca una remoción de la grasa natural del tejido de forma más intensa, disminuyendo el manto hidrolipídico que retiene la humedad de la piel, haciéndola seca, irritada y escamosa. Lo recomendado es que usted tome baños tibios o fríos y no permanezca mucho tiempo en contacto con el agua “, afirma Renato Lima, director de marketing de la Barba Urbana.

Barba y secador de pelo combinan

Sí, y deben “andar siempre juntos”. Primero, seque el exceso de agua con una toalla suave, sin frotar, para no dañar los hilos. Termine de secarse con el secador, a la temperatura baja para no correr el riesgo de quemar la piel y los hilos. El consejo es no secar la barba por completo: déjela levemente húmeda; se facilitará a la hora de esparcir el aceite o bálsamo para la barba. El secador también ayudará en el control del volumen y de los frisos.

Utilice exfoliante para la región de la barba

Haga una exfoliación facial al menos dos veces por semana. Este proceso ayudará a eliminar las células muertas y garantizar la prevención de los pelos enclavados. Además de limpiar las impurezas, el exfoliante tiene el papel de clarificar los poros y mejorar la textura de la piel. Y recuerde: la piel sana produce la barba sana.

Tenga siempre en manos aceite para la barba

¡Sí, esto mismo: aceite! Es un producto debe haber para quien quiere tener una barba de causar envidia: bien nutrida, condicionada y vistosa. El aceite contiene vitamina, hidrata y deja la barba más uniforme, además de hidratar la piel de la región. Y, sí, hace toda la diferencia en el cuidado de los hilos, por no decir que es indispensable!

Visite el barbero con frecuencia

El barbero es el mejor amigo de la barba, ¡crea! Intenta ir, al menos una vez al mes, a una peluquería, para que ese profesional le aconseje y ajuste los contornos y el diseño de su barba. Así, usted conseguirá mantener, en casa, el formato ideal para su cara.

Deja un comentario